domingo, 7 de diciembre de 2008

LA CONSTITUCIÓN: REFORMARLA SABIENDO LO QUE VALE

Veamos; el consenso constitucional no es un club en el que se entra y se sale, según le venga bien a sus intereses a unos u otros dirigentes, de uno u otro partido.
El consenso constitucional fue y es, ante todo, unas reglas: votar cada cuatro años, libre juego de los partidos; posibilidad de la alternancia y la alternativa, derecho a la huelga y a la manifestación...esas minucias por las que un montón de generaciones han padecido cárcel y muerte durante décadas.
Así que, para empezar, y antes de decir lo que opino del asunto, quiero decir, ante tanto radical del momento, que mucha de la gente que participó en aquello eran de los míos. No sea que guardando silencio ante las cosas que se escuchan estos días se dé por bueno que aquello en lugar de una batalla por la democracia fue una bajada de pantalones.
Lo que se discutía, en aquel momento, era dictadura y democracia. Y la vida viene como viene; no como se prepara en laboratorios, en tesis o en discursos de despacho.
El sufrimiento de los trabajadores y trabajadoras españoles dio exactamente para esto: nada más y nada menos QUE LA DEMOCRACIA.
Una democracia que se dejó fuera la república; y la memoria de los que habían sufrido y un modelo de estado y tantas otras cosas… Pero perece, leyendo a algunos, que a cambio de eso los/as trabajadores/as no obtuvieron nada; que la izquierda no obtuvo nada.
Porque parece que nada es la democracia, las elecciones, los derechos universales a la educación o la salud, la abolición de la pena de muerte, la convivencia democrática…, parece, según esos, minucias que aceptaron una pandilla de ineptos que, naturalmente, se bajaron los pantalones.
Ha pasado el tiempo; la sociedad ha madurado y las demandas de mejorar pueden ser empujadas. Es, por lo tanto, tiempo de pensar reformas. Pero si los que van a reformarla son los que creen que todo ha sido una bajada de pantalones miedo me da. Espero que la reforma constitucional sea posible sin derribar los setos que, otros, con tanto sacrificio construyeron.
Hay aquí una republicana, radical, de izquierdas, cuyas ideas se inspiran en la lucha de socialistas y comunistas…simplemente quiero que esas ideas se ganen en las urnas, esa minucia, esa bajada de pantalones, ese mito que a algunos parece molestar.
Esta es mi opinión, a la vez que comparto las cosas que dice tanto Romenauer como Antonio.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que algún día os enteréis muchos y muchas afiliados y afiliadas a Izquierda Unida que esta oraganización es o ,mejor dicho, debería ser una organización transformadora y, NO una organización reformista.

Aquí. estamos, resistiendo hasta que algunos y algunas os vayáis el PSOE que es donde deberíais estar.

Anónimo dijo...

Cualquier día de estos nos convertimos en República y tenemos a un Berlusconi cualquiera del PCE como mandatario.

Pero habría que recordar que para poder llegar a ello hay que ganar las elecciones. ¿o se pretende llegar de otra manera? Si es así que se diga también, y si no, a trabajar para ganar votos.

Menos mal que a la vista del gran tirón electoral del PCE (ni siquiera se presenta con sus siglas a las elecciones) sus declaraciones y manifiestos son papel mojado.

Se feliz

lenguadebrujo dijo...

Hola Liber. Muy buena entrada la tuya, te pego aquí lo que ya había escrito en el blog de Miguel Ruiz, pues me parece un poco fuerte que ahora vengamos diciendo que tendríamos que haber votado NO. Soy de tu misma opinión, aquello costó mucho, había ruido de sables todos los días, y los comunistas seguían cayendo en la calle. No podíamos estar todos los días de entierro viendo como nos mataban, y comonos amenazaban con golpes, tam bién los comunistas tienen familias.
"Viéndolo como lo ves, treinta años después, puedes permitirte el lujo de decir que habrías votado No, pero yo te invito a que hagas un "regreso al futuro", y entonces verías las cosas tal y como eran; y yo te digo que habrías votado SI, que el 6 de diciembre de 1979 y de 1980 hubieras hecho guardia en el local del PCE para que los fachas no quemaran tu local, para que los del PSOE no lanzaran huevos (sí los del PSOE) contra la fachada del local, y que ese día que por cierto no era festivo, en el local del PCE de tu distrito, de tu barrio, de tu pueblo, hubieras invitado a todos los vecinos para apoyar aquella Constitución, y habrías guardado un minuto de silencio por todos los muertos, desparecidos, fusilados y presos del Partido que dieron su vida por la Libertad. Es muy bonito decir, hoy, que yo habría votado NO, yo también si lo veo con la perspectiva de hoy (pero ¿no hablamos de memoria histórica? pues también para esto), pero en aquellos momentos en los que un camarada era asesinado en la Calle Goya por pedir el SI a la Constitución, huiberas votado SI, entre otras cosas por que Dolores nos leyó bien la cartilla y también porque en ese momento era lo más democrático que podíamos hacer, a no ser que te hubieras querido alinear con los fascistas, con el PNV o con ETA, esa puede ser tu aportación?.
Hay que ver las cosas con perspectiva de futuro, o acaso no habrías firmado el pacto con Von Ribbentropp para darte tiempo y trasladar del área de influencia nazi todas las fábricas, y las mejores unidades del Ejército Rojo?. Pues eso, perspectiva histórica."

lenguadebrujo dijo...

Continúo. Estoy muy enfadado y me pongo a morder con tanta lindeza histórica. Que hablen con sus camaradas y compañeros de Asamblea e IU y Agrupación del PCE, que en aquellos días tenían responsabilidades en su pueblo, barrio o ciudad, y entonces emitan una opinión.
Es que me toca las pelotas. Estoy muy enfadado, a mi tampoco me gusta esta Constitución, pero adónde coño íbamos con 21 diputados; pues eso ahora vamos en moto y antes en minibús.
Aquí un enfadado con tanta tontería y lindeza pseudohistórica.

rafa hortaleza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rafa hortaleza dijo...

Pues estoy de acuerdo contigo. Mi visión es similar a la tuya, y no considero en absoluto que el PCE se bajara los pantalones sino que más bien aplicó el principio marxista de analizar en lo concreto la realidad concreta y obrar en consecuencia en función del a correlación de fuerzas existente. Todo lo demás: izquierdismo vacío. Yo lo tengo claro, si retrocediera 30 años votaría sí a la Constitución ¡aunque tendría 4 años! :)

Rafael Vilas García dijo...

Era en ese tiempo, cuando Julio Anguita era el mejor defensor de los derechos constitucionales, cuando teníamos claro que lo conseguido hasta la Constitución era una etapa más en la lucha por las libertades y el socialismo democrático y participativo, una etapa más en la lucha por la emancipación; como digo, era en ese tiempo cuando más esperanzas y más entusiasmo concitamos entre los ciudadanos y cuando más votos recibimos. Después llego el tiempo de no decir nada, de poner todo "patas arriba", de dudar de nosotros mismos, de hacer que las gentes dudaran de nosotros, de confundirnos entre los que renegaban de sus propios logros. Ya hace tiempo que tocamos fondo, incluso hace tiempo que aun en el fondo hemos escarbado; pero aún quedamos gente en IU que reclamamos la necesidad de afianzar derechos, aunar voluntades y dejar de caminar en círculos para volver a despertar entusiasmos y decirles a la gente que otra IU es posible y que es posible el socialismo y que ahora toca blindar los derechos constitucionales que la derecha del PP pone en peligro y el centro izquierda del PSOE duda de su efectividad; y que a los derechos constitucionales hay que seguir agregando más y más derechos, más y más voluntades y en eso vamos a estar empeñados cada vez más gentes.

Antonio Rodriguez dijo...

Esta Constitución es producto de la correlación de fuerzas del momento y de la presión de las movilizaciones ejercidas desde la muerte del dictador. Los únicos que perdieron fueron los ultraderechistas que no consiguieron que la Constitución solo fuera una reforma de pensamiento ideológico del Movimiento Nacional.
La izquierda también se dejó alguna plumas en el camino, pero estábamos bajo la amenaza permanente de una intervención militar, ahora la situación es diferente, con una democracia consolidad es hora de pensar en un incremento de la calidad democrática de nuestro país. Pero por desgracia la realidad parlamentaria es la que es y tanto el PSOE como el P.P. se oponen a cualquier modificación constitucional que vaya más allá de la igualdad en la herencia de la corona. Así que habrá que esperar tiempos mejores.
Salud, República y Socialismo

Libertad Martínez dijo...

Para la mayoría de los que habies escrito aquí. En primer lugar deciros que efectivamente lo que hay que hacer es trabajar, para tener más fuerza entre los ciudadanos/as.
Efectivamente la transición no fue una bajada de pantalones, ni del pce, ni de la gente de izquierdas que llevaban años luchando contra la dictadura.
Y como dice Antonio, aquella constitución fue el producto de aquel momento, hoy falta mucho desarrollo, entre otras cosas porque lo permite.
Y claro está que lo de la Monarquía es el precio que todos pagamos por la libertad, claro que es verdad que hoy, 30 años después, resulta anacrónico.
Pero también es verdad, que sólo han pasado 30 años, que como muchos sabeis, ese tiempo para la historia no es nada.
Que muchos seguiremos siendo republicanos, muchos seguiremos diciendo que la constitución puede ser reformada.
Y para primer anónimo: IU te guste o no te guste es una organización reformista que tiene como objetivo la transformación de la sociedad. Y ya te digo que todos los izquierdistas como tu, son los que antes se vende por un plato de lentejas.
Y para anónimo "se feliz" afortunadamente, como puedes leer aquí, la mayoría de los comunistas no comparten esas cosas que dice la dirección del PCE, así que efectivamente, muchas de las cosas que dicen son papel mojado.

Manuel Ruda dijo...

Llevas razon Liber: "lo que hay que hacer es trabajar, para tener más fuerza entre los ciudadanos/as."

Me he quedado patidifuso cuando he leído el manifiesto de la Secretaría de Asuntos Sociales del PCE sobre la Constitución.En la última Asamblea federal hemos aprobado planteamientos y documentos para amplificar nuestro discurso y construir apoyos en la sociedad, es decir para abrirnos a la sociedad. Y posiciones políticas como la manifestada en el comunicado del Partido, no nos abre a la sociedad, sino que nos conduce a la marginalidad. Un Saludo