lunes, 24 de noviembre de 2008

LA VIOLENCIA DE GÉNERO Y EL CONSEJO DE LA JUVENTUD

Desde hace un tiempo, los partidos, los sindicatos, las instituciones nos llenamos la boca hablando de lo importante que son las políticas dirigidas a los jóvenes, a las mujeres, a los mayores. Estamos todo el día haciendo manifiestos contra la violencia de género, mientras los juzgados están llenos de denuncias que nadie atiende, nos pasamos el día hablando de igualdad, y un juez se permite el lujo de decir que no permitió a una mujer adoptar a la hija de su compañera porque él pensaba en el bienestar de la menor ¿?.
Hoy un obispo ha dicho que la sociedad está enferma por que unos padres han solicitado que se quiten los crucifijos de las aulas de un colegio público y el juez les ha dado la razón. Debe ser que por eso están tan unidos a Esperanza Aguirre, y por eso no les gusta la educación pública. Leed como lo explica Ventanas del Falcón.
El otro día un compañero de IU Alvaro de soto en cameros explicaba que unos cuantos de Consejo de la Juventud de España decidieron invitar a Felipe de Borbón y Señora a la cena de conmemoración de los 25 años del CJE, y además les exigieron a los jóvenes que a esta cena fueran vestidos de media etiqueta y todo esto mientras los miembros del consejo ven como se les recorta el presupuesto para hacer un montón de actividades para y por los jóvenes. Cuando le he preguntado a mi compañero quienes son las organizaciones que han apoyado tan brillante idea me ha dicho que entre otras las Juventudes Socialistas de España, eso sí luego se llenan la boca diciendo que hay que hacer política para los jóvenes, ¿se refieren a esto?
Mañana es el día contra la violencia de género y todos y todas haremos actos, leeremos declaraciones, haremos toda clase de intenciones para terminar con esa lacra, y eso está bien, pero yo me pregunto ¿por qué no se ponen más abogados y más jueces para abordar las miles de denuncias acumuladas? ¿porqué no se ponen medios para que los asesinos, los torturadores, esas bestias que maltratan a los seres más indefensos, sean apartadas del entorno y no al revés?
En fin, de esto habló ayer Ángels y lo hizo muy bien, no voy a seguir yo.

3 comentarios:

Ence dijo...

Bravo por esta entrada del blog. Creo que la justicia es una de las grandes olvidadas en las reivindicaciones y propuestas políticas de la izquierda. Y es que de nada sirve que las leyes estén bien hechas (a veces desgraciadamente ni eso), si luego a quienes deben velar por su cumplimiento no se les dan los medios necesarios.

La violencia de género es uno de los terrenos en los que más graves consecuencias tiene el lamentable estado de la justicia. A veces nos cuentan que no es posible poner a un policía a proteger a cada una de las mujeres amenazadas, y yo me pregunto: ¿por qué no?, ¿para qué está la policía si no es para proteger a l@s indefens@s?, ¿están mejor esos policías repartiendo palos para disolver manifestaciones pacíficas?, ¿o vigilando las fronteras de Melilla?.

Creo que los ricos y poderosos que dirigen el cotarro en realidad no tienen ningún interés en que la justicia funcione. Antes al contrario: tienen mucho interés en que no funcione. Y cuidado con el peligro de culpar a los funcionarios de justicia, que salvo raras excepciones son profesionales que hacen lo que buenamente pueden.

Un saludo

lenguadebrujo dijo...

Lo de las Juventudes Socialistas es lo mismo de siempre, que se puede esperar de estos "compañeros" que al principio de la Transición nos llamaban monárquicos y ellos lanzaban proclamas republicanas, lamentable.
En cuanto a la Justicia, más de lo mismo, un excomunista (la leche otro ex)mandando a los "perros" contra los que están contra el Plan Bolonia, y hoy, precisamente hoy todos y todas se pondran un lacito (de qué color toca?), habrá grandes palabras, en las clases de primaria y secundaria dedicarán unas horas a la violencia de género, y mañana pues a celebrar otro evento, porque así es como se lo montan los poderes, a base de eventos.
Son muy bonitas estas leyes orgánicas que nos dan los "compañeros" socialistas, pero hacen lo de siempre, grandes leyes sin dotarlas de fondos, sin un libro blanco de financiación por cargas presupuestarias, así ocurre con la Ley de Dependencia, con la Ley de Igualdad, la Ley que desarrolla la ESO, etc..., nunca las dotan de presupuesto, eso sí hacer el zoquete lo hacen muy bien y si no a qué viene invitar a Felipito y la niña Leticia?

Edgardo dijo...

Y hay violencia si se da una situación que por acción u omisión pone en riesgo físico, psíquico o sexual a una persona. Esto implica hablar de todas las formas de abuso que vulneran los derechos humanos, la vida, la integridad psicofísica, la libertad, el normal desarrollo de la personalidad y del mundo de relaciones. Pero la violencia de genero, esa que se ejerce contra la mujer por el solo hecho de ser tales es lamentable. Y con el correr de los tiempos, las promesas, las ideologías, los gobiernos, los sindicalistas, los políticos, los periodistas, los obispos, los rabinos, los ayatholas, nada cambia. Los hombres nunca van a aprender a no ser tan infelices (y destructivos), y lo que es peor, no hay salida porque nadie les va a enseñar a sentir y vivir el genero y la vida de otra manera que no es como la viven (por mas que la sociedad intente volver light este problema, maquillarlo y buscar soluciones que no cambian nada), porque vivimos en un mundo machista, conservador y retrogrado. La mayoría confunde libertad con libertinaje, rectitud con dureza y violencia. ¿Cuándo aprenderán? Todo es parte también del sistema, quizás sea el mayor responsable y no tanto la iglesia, la escuela, el gobierno (que como instituciones rectoras dejan mucho que desear a la hora de dar ejemplos y modelos, la mayoría de las veces estas instituciones son jerárquica, suelen castigar los errores, suelen excederse en sus atribuciones y siempre negar, mirar para otro lado y prohibir). Nadie escucha, nadie ve y nadie se mete, es difícil enjuiciar a estos hombres que maltratan a las mujeres, porque la mujer no denuncia, porque si hay denuncia la justicia no investiga como corresponde, porque al final de cuentas, todos vivimos en un mundo donde la propiedad privada es inviolable, donde se cree que la mujer es un objeto, un objeto de nuestra pertenencia y por lo tanto podemos tratarlo como se nos de la gana, porque la justicia no investiga porque no sabe como hacerlo, y cuando sabe, mira para otro lado porque es justamente cuestionar principios que hacen a la sociedad misma. ¿Quién critica a la iglesia? ¿Quién critica a la justicia? ¿Quién critica a los poderes conservadores? Nadie, tienen demasiado poder y los hombres de cualquier forma están cómodos en esta forma de tratar a las mujeres, por lo tanto, no piensan hacer demasiado para que algo se modifique.

“Llegaron los bárbaros a Creta y se acabó la era solidaria.
Según los historiadores con la muerte del Minotauro, finalizó, lo que dieron en llamar el matriarcado.
Se instaló la locura y la discriminación, se impuso la violencia.
Siglos y siglos de opresión, se desprecia lo sensible, lo sutil. No es aquí y ahora, que si lo es, pero como efecto de la cultura violenta que nos acompaña desde los comienzos de nuestra era.
En todos los lugares del planeta, el macho en los animales, el varón entre los humanos, somete por la fuerza a la hembra, a la mujer entre los humanos.
Las mujeres no tienen alma hasta bien entrado un siglo no muy lejano. No tienen apellido, no pueden comprar o vender, pertenecen por entero al marido o a los padres. En algunas culturas los bebés que nacen niñas, son asesinados o abandonados.
Un rayo atraviesa mi corazón cuando penetro en la nube gris del pasado y a través de todos los tiempos, de todas las eras, la misma constante, violencia del varón sobre la mujer, dominación del varón sobre la mujer. No es ningún consuelo agregar, como algunos agregan, la coletilla de que la causa está en el miedo que el varón le tiene a la mujer. No, no me interesan las causas, no me interesan las justificaciones, ocurrió y sigue ocurriendo.
Mi ánimo se trastorna ante la brutal falta de respeto, ante la total indiferencia de las sociedades, ante el mantenimiento de conductas indecentes y asesinas consentidas y encubiertas por todos.
La energía masculina, la energía de acción, la energía solar mal empleada o empleada con el animo de someter, de aniquilar, de devastar lo sensible, lo receptivo, lo lunar. La Tierra es el planeta del corazón, donde viven, o deberían vivir, en armonía las dos energías que le dan vida”. (Maite Galiana)

Pero hay que enfrentarse, hay que denunciar, hay que comprometerse y juntarse, y hacer que la voz de unos pocos se conviertan en muchos y esos muchos exijan que las cosas cambien. Deberían cambiar tantas cosas para que la violencia de género no ocurra.

La juventud sea socialista, nacionalista, fascista, comunista están mirando siempre lo que esta mas allá, en lugar de mirar lo que tienen frente a las narices, en su afán de dominar, imponer, cambiar y conquistar (para bien o para mal) olvidan lo mediato, lo que pasa aquí y ahora, lo que es necesario modificar y entender. Porque en su afán de ir por el todo terminan comportándose todos iguales, como animales.

Un saludo y un día mañana para tomar conciencia, pero sobre todo, para hacer tomar conciencia, para que las voces se proyecten desde las sombras a las que fueron expulsadas y consigan aclarar esos lugares que permanecen a oscuras y que tanto lastiman.

HologramaBlanco