jueves, 4 de septiembre de 2008

UN ATENTADO MÁS CONTRA LA EDUCACIÓN

Hoy un compañero de la red, Javier Mesonero moscas en la sopa, ha escrito un post de esos que cuando los lees te ponen los pelos de punta, y no tanto por lo sesudo, o por lo extenso, no, es por lo intenso y por la angustia que provoca.
Esperanza Aguirre arremete con todas sus fuerzas contra lo que queda de los pilares del Estado del Bienestar y la Izquierda mientras tanto sigue con sus complejos, con sus miserias. Y como ha dicho otro compañero, cuando digo izquierda no me refiero a los de zapatero, me refiero a la gente de izquierdas, que somos muchos, y que parece que se nos han terminado las ideas de como hacer las cosas, de como decirle a la gente que estamos aquí, que somos de los afectados, que hay que pelear o de verdad como dice éste compañero en estos próximos tres años de lo público no va a quedar ni el nombre.

Y hoy en Arganda se ha reunido la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública, y una de las cosas de las que han hablado es que como a la Comunidad de Madrid no le da la gana de contratar a dos profesores más, pues las aulas de los niños de 4 años las amplian hasta tener 27 niños por aula.
Claro que como se trata de la pública, pues supongo que dirán que es la libertad de elegir. Es decir, podemos llevar a nuestros hijos a esa aula o comérnoslos con patatas, porque encima con esta crisis no podemos ni plantearnos llevar a los crios a uno de sus coles concertados porque no podemos pagarlo

Y como no están del todo muy agusto pues ahora el PP contra las organizaciones que defienden la escuela pública y no pasa nada.

3 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pienso que la poca reacción de las izquierdas es más que notoria, no movemos el culo por nada.

javierM dijo...

Siento lo de la angustia, :-). Yo coincido en auto angustiarme de vez en cuando observando como desmantelan lo público a su gusto sin que haya reacciones contundentes.

Libertad Martínez dijo...

Javier, creo que por desgracia todos nos auto angustiamos de vez en cuando. La cosa es que tu post era como un grito en silencio, leche y la verdad es que me ha gustado.
En fin, esperemos que en algún momento se reaccione y que esa reacción sea acompañada por la gente que además lo vive todos los días.
Mª Eugenia, efectivamente no movemos el culo, pero ¿sabes que pasa? que los que estamos todos los días metidos en estos líos, pues seguramente no somos capaces de generar las propuestas que hagan que otros también se muevan y al final, pues ya sabes es la pescadilla que se muerde la cola; los que estamos todos los días empezamos a aflojar.
Un saludo.